Aparece Raymundo Collins en Washington

Aparece Raymundo Collins en Washington. Afirmó que no fue a buscar a ninguna autoridad mexicana, además de que la ley está de su lado.

En calles cercanas al Instituto Cultural de México en Washington D.C, en donde estuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y el canciller Marcelo Ebrard se vio caminando a Raymundo Collins, ex Secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, y quien es investigado por un presunto desvío millonario en el sector de la vivienda.

Afirmó que no fue a buscar a ninguna autoridad mexicana, además de que la ley está de su lado, “la ley es la única que ayuda en los procesos”.

Hermético, no contestó los cuestionamientos de los reporteros que siguen las actividades del mandatario mexicano en la capital estadounidense y se percataron de su presencia.

Hace dos años, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dio a conocer que Collins, excolaborador durante la gestión de Ebrard, era investigado por un presunto fraude millonario en el Instituto de Vivienda (Invi) cuando fue su director en 2018.

-¿Qué dice de su proceso que se le sigue en México, que hace aquí en Washington?, se le cuestionó.

-De eso no podemos hablar, trabajo aquí cerca, dijo.

Comentó que no tuvo un encuentro ni vio al canciller Marcelo Ebrard.

-¿Vio a alguien de la delegación mexicana que estuvo aquí?

-No, ¿están aquí?

-Pero está usted por el Instituto Cultural Mexicano, que es donde estuvieron hace rato el Presidente.

-Ah, no sé, acotó el ex funcionario capitalino.

Collins no habló del proceso legal en su contra, “no sé, tendrían que preguntarlo en México”.

-¿Pero usted qué puede decir?, se le insistió.

-Yo no voy a decirles nada, gracias,

-¿Lo está litigando, don Raymundo?

-No, no está litigándose

-¿Puede regresar a México, cuál es la situación?, si nos regala un minuto ya no lo perseguimos, le dijeron los reporteros.

-No, persíganme, está muy bueno el clima, respondió irónico.

-Entonces, ¿no viene a buscar, Raymundo, a ninguna autoridad mexicana?, se le preguntó.

-No, no, acotó.

-¿Pero no ha buscado a ninguna autoridad para que lo ayuden en su proceso?, se le cuestionó.

-No, la ley es la única que ayuda en los procesos, gracias, respondió.

-¿Está la ley de su lado?, se le insistió.

-Claro, por supuesto, dijo al retirarse.