Posiciona Covid, uso de PET en México; daños a la salud y medio ambiente, advierten

Cerca del 75% del plástico generado por la pandemia de COVID-19 como mascarillas, guantes y botellas de desinfectante para manos se convertirá en desechos que llegarán a vertederos y mares, con un grave costo para el medio ambiente, economía y la salud humana, advierte la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y el Desarrollo

El Covid no solo cambió la forma de vida de las personas, también ha tenido un impacto de consecuencias muchas veces irreversibles para la salud y el medio ambiente pues la industria del plástico o PET, se posicionó en esta pandemia como artículo indispensable para la seguridad e higiene a través de botellas de plástico, caretas, guantes, tubos intravenosos, catéteres, jeringas, gafas, envases u otros considerados de un solo uso hasta para transportar alimentos y no se diga el agua embotellada.

De hecho la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y el Desarrollo manifestó su preocupación por el destino y las consecuencias que tendrían los desechos plásticos contaminados y consideró que “cerca del 75% del plástico generado por la pandemia de COVID-19 como mascarillas, guantes y botellas de desinfectante para manos se convertirá en desechos que llegarán a vertederos y mares, con un grave costo para el medio ambiente, economía y la salud humana.

México es uno de los principales consumidores de PET en el mundo y además exporta anualmente alrededor de 100 mil toneladas de envases de plástico, principalmente a China y Taiwán, lo que representa recursos hasta por 400 millones de dólares.

El PET en México es uno de los materiales plásticos de mayor uso y en las dos últimas décadas se registró una producción de envases de plástico de 2.4 millones de toneladas en el país, pero lo grave es el impacto que tiene en nuestro medio ambiente y sobre todo en la salud de los mexicanos ya que los químicos que desprende el PET provoca diverso tipo de enfermedades como cáncer.

La investigación “Daños a la Salud y el Medio Ambiente ocasionados por el Tereftalato de Polietiletno (PET)”, elaborado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA) de la Cámara de Diputados, advierte que son varias las causas que originan el fenómeno del sobre consumo de PET en México, entre ellas la mala calidad de agua para consumo humano y ahora el uso de plástico para protección del Covid.

Con base en diversos estudios, esta investigación advierte que el PET contiene antimonio, un elemento tóxico.

Dentro de los principales problemas que el antimonio genera a la salud se encuentran: irritación en los ojos, diarreas, enfermedades de alto impacto en los pulmones y el corazón, hay probabilidades de que puede ser también uno de los causantes de diferentes tipos de cáncer y ulceras estomacales, situación que nos debe hacer reflexionar, tanto para iniciar la disminución de usar esos utensilios, como la necesidad de idear nuevos productos para el envasado y almacenamiento de agua y alimentos.

Asegura que si bien los niveles hallados siguen siendo muy bajos para suponer un riesgo para la salud, están muy por encima de lo esperable y cuanto más tiempo se conserve una botella en la estantería o en la despensa a temperatura ambiente, mayor será la cantidad de antimonio que contendrá el agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.