Siembra de evidencias apoyaron verdad histórica en Ayotzinapa: fiscal Gómez Trejo

Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa de la FGR, encabezó un recorrido por la barranca de La Carnicería en Cocula, Guerrero

La siembra de evidencias e irregularidades en los procedimientos fue la constante en las investigaciones de la pasada administración, por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, afirmó Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso, de la Fiscalía General de la República (FGR).

Al encabezar un recorrido por la barranca de La Carnicería, en donde se han encontrado nuevos restos óseos de las posibles víctimas, el funcionario indicó que la bolsa con restos del río San Juan, de la llamada “verdad histórica “, puso ser “sembrada».

Esa es la hipótesis de trabajo que estamos empujando, porque hubo distintas diligencias, distintos momentos, unos legales, otros ilegales; no hubo la presencia de peritos que tenían que estar en una diligencia ministerial, no estaba acreditado el Ministerio Público que tenía que actuar en ese momento.

Es decir, una irregularidad tras otra irregularidad y eso que evidenciado desde que estaba el GIEI (Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes)”, explicó el fiscal.

Gómez Trejo, acompañado por Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob) y titular de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Información para el Caso Ayotzinapa, encabezaron un recorrido en el que se mostró por primera ocasión la superficie de la barranca de La Carnicería, en donde se han realizado los últimos hallazgos óseos del caso.

Se trata de una superficie de 8 mil metros cuadrados, en este municipio de Cocula, ubicado aproximadamente a un kilómetro de distancia del punto conocido como “el basurero», junto al río San Juan, en donde, según la investigación de la pasada administración fueron calcinados los 43 normalistas.

Durante el recorrido se informó, que a partir de la declaración de un testigo colaborador, en la barranca se iniciaron trabajos de búsqueda en noviembre de 2019, logrando el hallazgo hasta la fecha de 187 piezas óseas.

De ésas, seis muestras fueron enviadas a los laboratorios de genética de la universidad de Innsbruck, en Austria, lo que permitió identificar los restos de los normalistas Christian Alonso Rodríguez Telumbre y de Joshivany Guerrero Cruz.

Hace 7 años, la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre, 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, desaparecieron luego de un operativo para su detención realizado en la ciudad de Iguala, Guerrero.

El titular de la Unidad para la Investigación y Litigación del caso, Gómez Trejo, afirmó que mucha evidencia se ha perdido a lo largo del tiempo.

Hubo muchas irregularidades, hubo pérdida de evidencia, destrucción de evidencia; obviamente han muerto varios, muchos de los testigos que en su momento pudieran aportar elementos para poder avanzar más en la investigación”, afirmó.

Gómez Trejo agregó que, en las nuevas investigaciones del caso, se está buscando llevar la justicia a los padres y familias de las víctimas.

Nosotros no estamos creando ninguna verdad histórica, y las líneas de investigación tienen una lógica y una secuencia; hay líneas de investigación que se agotan o siguen o se cierran sí ya”, afirmó.

Encinas confirmó la colaboración, con testimonios, de Abigael González Valencia, alias “El Cuini”, líder de la banda Los Cuinis y cuñado de Nemesio Oceguera Cervantes, El Mencho, líder del Cartel Jalisco Nueva Generación.

Agregó que en estos dos años se han realizado 53 acciones de búsqueda en ocho municipios de Guerrero.

Concluye búsqueda en barranca
Rolando Aguilar/ Corresponsal

COCULA, Gro.— El fiscal especial del Caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, acompañado del subsecretario de DH de la Segob, Alejandro Encinas, anunció la conclusión de la búsqueda de indicios de restos óseos en la barranca de la Carnicería, en este municipio, pero la búsqueda aún continúa en otros lugares.

De acuerdo con Gómez, hay unas 20 fuentes que están cooperando con la investigación y se están cotejando sus versiones, gracias a eso se ha logrado detectar indicios de uno o más puntos de fuego controlado en la zona.

Sin embargo, el fiscal señaló que, a pesar de la colaboración de testigos y victimarios, no ha sido posible tener una narrativa completa desde el momento en que fueron detenidos los estudiantes hasta el momento en el que fueron depositados los restos.

Sobre los restos óseos encontrados, muchos de ellos tenían muestra de haber sido quemados; sin embargo, varios de esos restos sólo tenían huellas de haber sido expuestos a la intemperie, es decir, no fueron quemados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.