México ha sido líder en tiempos adversos: Luis Arce Catacora, presidente de Bolivia

En entrevista con Excélsior, el mandatario sudamericano reconoció los avances de la cumbre de la Celac y sostuvo que Latinoamérica debe enfrentar la pandemia y la migración con unidad

A pesar de los desafíos actuales, el papel de México en la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) ha sido bueno, aseguró el presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora, en entrevista con Excélsior.

“Nosotros reconocemos el trabajo que ha hecho México al respecto, no le han tocado tiempos fáciles, todos los países lo sabemos, dijo el mandatario tras participar en la VI cumbre regional, realizada el sábado en la capital mexicana.

Tras una jornada de negociaciones con líderes regionales como el presidente de Perú, Pedro Castillo, y el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel, Arce afirmó que el altercado entre los presidentes de Uruguay, Cuba y Venezuela no se debió tratar en la mesa del encuentro realizado en Palacio Nacional.

Al finalizar la VI cumbre de la Celac, el canciller Marcelo Ebrard dijo que había sido un éxito. ¿Coincide con él, se llegó a los acuerdos que usted esperaba?
Creo que la reunión ha alcanzado lo que se podía hacer en momentos en que hay algunos países que discrepan en algunos temas, creo que se avanzó lo que se podía avanzar. Ha sido una reunión provechosa, pues también ha sentado las bases para continuar trabajando en nuevos desafíos.

Las acciones planteadas por México y secundadas por otros países respecto de la Organización de Estados Americanos ya no fueron consideradas parte de la agenda, usted fue el primero en la cumbre en hablar sobre ello. ¿Insistirá en sustituir a la OEA?
Muchos países se pronunciaron sobre el tema, pero hay opiniones diferentes. Nosotros lo pusimos porque vamos a mantener el tema en éste y en otros foros importantes para Bolivia, pues nos sentimos agredidos, invadidos por la OEA, en definiciones internas.

La participación de la OEA en el golpe de Estado está muy clara, muy evidente como para querer tapar el sol con un dedo y nosotros vamos a proseguir con todas las acciones para denunciar esos atropellos, que escuchando a otros países amigos, también, de una u otra forma, han recibido esos atropellos.

En referencia a lo ocurrido en noviembre de 2019, cuando se desató en Bolivia la crisis que derivó en la renuncia del presidente Evo Morales, México lo trajo… México jugó un papel muy importante. La vida del compañero Evo estaba en peligro. La acción que toma el presidente López Obrador de enviar un avión para rescatar al presidente Evo en ese momento ha sido fundamental para que él se mantuviera con vida. Quedamos muy agradecidos. México nos acogió con los brazos abiertos, reconocemos esa solidaridad del pueblo mexicano para nosotros que vivíamos una crisis por el golpe de Estado.

¿Considera vigente la propuesta de México?
Por supuesto. No podemos quedarnos con la OEA, como está ahora es un fracaso, una institución que no sirve. Coincidimos en que necesitamos potenciar Celac, necesitamos una institución que nos ayude y deje de inmiscuirse en asuntos internos.

A casi un año de que usted asumió el poder, ¿hay garantías en Bolivia para que no vuelva a ocurrir lo visto en noviembre de 2019?
Nosotros estamos haciendo lo que podemos hacer con lo que nos dejó el gobierno de facto, en la parte económica nos han dejado una crisis profunda, nos han dejado una crisis sanitaria, porque no han sabido enfrentar el tema de la pandemia y nos han dejado un problema en educación, pues ellos clausuraron el año escolar el año pasado, ante su incapacidad de administrar el Estado y dar educación a los niños y jóvenes en plena pandemia.

Teníamos tres deudas con el pueblo boliviano, no sólo era recuperar la democracia, que lo hicimos con 55% de votación, sino que también recuperamos la educación, hoy se están pasando clases presenciales y semipresenciales en 75% de las unidades educativas, y en temas de salud hemos avanzado en distribución de pruebas de antígeno nasales para detectar casos positivos y salvar vidas. Hemos reducido la tasa de letalidad de covid-19 de 6 a 2%.

Hemos distribuido gratuitamente a toda la población vacunas.

¿Qué sigue para Jeanine Áñez, presidenta interina tras la renuncia de Morales, hoy presa? Enfrenta muchos cargos. En Bolivia se asesinaron a 38 personas durante el gobierno de facto y el pueblo clama justicia, hubo ajusticiamientos extrajudiciales y son asesinatos por los que alguien tiene que responder. Lo que le queda a la señora Áñez es responder ante la justicia por lo que ella misma instruyó.

¿Cómo considera el papel de México como líder de la Celac?
Nosotros reconocemos el trabajo que ha hecho México al respecto, no le han tocado tiempos fáciles, todos los países lo sabemos perfectamente. Estamos seguros que en lo que resta del mandato va a seguir aportando adecuadamente a todos los países de la Celac.

¿Ve consolidado al presidente López Obrador como líder regional?
El presidente López Obrador es una persona que tiene enorme peso internacional, tanto acá en México, como en América Latina, siempre lo seguimos. En muchas cosas que ha planteado a nivel internacional siempre lo hemos apoyado. Lo cierto es que es una potencial figura internacional.

¿Cómo evalúa el roce desatado por el presidente Lacalle Pou, quien fustigó a los gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua?

Innecesariamente se han nombrado los países. El presidente Maduro hizo un desafío al presidente Lacalle para debatir dondequiera sobre el tema de la democracia y me parece muy sano. Ése no era el escenario para debatir. Fue un exceso del presidente uruguayo.

¿Qué le falta a la Celac para fortalecerse y para materializar lo acordado?

A la Celac se le han exigido acciones concretas, pero evidentemente hay varias cosas pendientes. El informe de la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) fue muy importante para darnos cuenta de que juntos podíamos haber hecho mejor papel con el tema de las vacunas, que yendo por separado.

¿Cómo lograr esa unidad?

La pandemia ha encontrado a los países sin la capacidad de responder oportunamente y cada uno ha respondido como ha podido. Lo último en lo que se pensó fue en hacer un frente común al problema y ésa es una enseñanza que recogemos. No culpamos a nadie, muchos se asustaron, en el caso de Bolivia se decretó cuarentena dura, la economía se cayó, la población se enojó, pero muchos aprendimos que se debe trabajar de manera conjunta para enfrentar esos problemas.

¿Está satisfecho con su gestión de la pandemia? Bolivia registra cerca de medio millón de contagios de covid-19 y más de 18 mil 600 fallecidos

Estoy muy tranquilo. Cuando asumimos en noviembre del año pasado, todas las vacunas ya se habían vendido y las farmacéuticas ya tenían la producción comprometida hasta cinco meses, entonces estábamos en desventaja, el gobierno golpista de la señora Áñez no había hecho nada, nosotros nos sumamos al programa Covax y fuimos a comprar vacunas, nos dejaron sin recursos y endeudados. Tenemos buenas relaciones con Rusia y China, que nos ayudaron con vacunas. No estoy contento con el grado de avance de vacunación en la población, por eso pedí al ministro de Salud un plan para acelerarla.

¿Qué se requiere para cerrar la brecha a nivel regional?

Que se liberen las patentes para que podamos producir las vacunas. Que los países que las tienen actúen con solidaridad, que los países ricos dejen de concentrar las vacunas.

¿Cuál es la aportación de Bolivia para la agencia espacial latinoamericana?

Nosotros tenemos un satélite y estamos interactuando con un cable que viene por el Pacífico. Trabajamos en equipo para que la información fluya adecuadamente en toda la región.

Hay advertencias sobre el impacto ambiental de la explotación de litio, ¿qué beneficios le ha traído al pueblo boliviano esa práctica?

Bolivia recupera el control y la propiedad de los recursos naturales para el Estado. El Estado es el que administra nuestro litio. El Estado está haciendo convenios con empresas para producir baterías de litio y entrar al franco proceso de industrialización y convertirnos en un país exportador de baterías de litio.

En medio de la crisis migratoria, Bolivia es un paso para miles de personas que buscan llegar a Estados Unidos, ¿qué acciones aplican al respecto?

Hemos identificado a células de personeros, hemos repatriado a las personas que ingresan de manera ilegal, la mayoría han sido de Haití.

¿Falta acción de organismos internacionales al respecto?

Por supuesto, vea lo que pasó en Europa y nadie le puso cascabel al gato. Eso será un tema importante para la Celac.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.