Pese a suspensiones Windstar niega acusaciones

La empresa Windstar, propiedad de los hermanos Marcos Zaragoza López y Miguel Zaragoza López, negó que sus operaciones estén dañando el mercado de combustibles en México

Windstar, propiedad de los hermanos Marcos Zaragoza López y Miguel Zaragoza López, negó que sus operaciones estén dañando el mercado de combustibles en México, sin embargo, esta empresa es catalogada por el gobierno federal como la tercera marca que más caro vende el combustible en el país.

En un desplegado, compañía asegura que no distribuye combustibles adulterados y de mala calidad, sin embargo, fuentes con conocimiento del tema aseguran que esta siendo investigada por supuesto contrabando de petrolíferos como gasolinas, diesel y gas LP.

Es por ello que la Secretaría de Energía (Sener), la Comisión Reguladora de Energía (CRE), en conjunto con otras autoridades, suspendieron en días pasados sus permisos de importación a fin de llevar a cabo una auditoria que les permitirá verificar que el combustible que están introduciendo al país es de procedencia legal y sobre todo que esta siendo reportado de manera correcta al sistema fiscal del México.

La empresa afirma que está legalmente constituida, que cuenta con los permisos necesarios, sin embargo, omite que su registró se encuentra en El paso, Texas, ante lo cual las fuentes han asegurado que bajo este argumento los empresarios de origen mexicano, Zaragoza López, han buscado el apoyo de congresistas y autoridades estadounidenses para evitar las investigaciones y proteger sus intereses.

Windstar niega lo publicado por este medio, sobre que está dañando al mercado de combustibles, y que cumple con lo establecido en la normatividad vigente, sin embargo, el gobierno federal, a través de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) la señala cada semana como una de las empresas que más caro vende el combustible en el país, lo que va a en detrimento de los bolsillos de los consumidores finales.

En el documento Quién es quién en los precios” que se presentó el lunes pasado en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, se detalló que entre la semana del 19 al 25 de julio, la gasolina magna que vendió en las estaciones de servicio con marca propia, y bajo el nombre Phillips 66, se comercializó en 21.11 pesos por litro, por lo que alcanzó un margen de ganancia de 1.26 pesos por litro.

En el caso de la premium, esta se vendió en 22.83 pesos, mientras que el diésel lo comercializaron en 22 pesos, obteniendo un beneficio de 2.07 pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.