Ingresa la policía poblana a la Universidad de las Américas

Puebla, Pue. Elementos de la policía estatal intervinieron, la mañana del martes, el campus central de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) por una orden judicial emitida para desalojar a miembros del patronato de la fundación de esta casa de estudios y dar posesión a los nuevos dueños.

Al respecto hay dos versiones del juicio legal que provocó la intervención de las autoridades en el campus ubicado en Cholula y que causó el desalojo de alumnos, profesores y personal administrativo.

El patronato legalmente constituido de la Fundación Universidad de Las Américas Puebla informó que promovió ante el Poder Judicial de la Ciudad de México un juicio ordinario civil para recuperar los bienes que fueron distraídos del patrimonio de la Fundación Mary Street Jenkins, “a través de un conjunto de actos delictivos de simulación y de operaciones con recursos de procedencia ilícita que han sido previamente denunciados ante la autoridad ministerial federal y local”.

De acuerdo con esos datos, en el contexto de dicho procedimiento judicial, el juez de la causa dictó una medida cautelar que consiste en otorgar al patronato la inmediata posesión de la UDLAP a fin de garantizar el funcionamiento de la institución y la prestación regular de sus servicios académicos.

Asimismo, ordenó a las actuales autoridades administrativas, incluido a su rector, Luis Ernesto Derbez Bautista, “abstenerse de realizar cualquier acto de disposición sobre el patrimonio de la universidad, ejercer cualquier representación legal previamente otorgada, así como impedir por cualquier vía el cumplimiento del mandamiento dictado”.

El patronato explicó que “a través de un exhorto al Poder Judicial de Puebla, el juez de la causa solicitó la ejecución de la medida cautelar y habilitó el auxilio de la fuerza pública. En la diligencia, por orden judicial, intervienen únicamente policías estatales”.

Por la noche, en rueda de prensa, el rector Luis Ernesto Derbez Bautista acusó que la incursión policiaca fue arbitraria y sin ninguna medida sanitaria, por lo que se violentaron los filtros exigidos por la Secretaría de Educación Pública para evitar contagios de Covid-19. “No son personas preocupadas por el bienestar de la institución del estado”, señaló.

Respecto al cambio de patronos de la Fundación Merry Street Jenkins, motivo por el que se realizó la diligencia por la mañana, el rector refirió que se violaron los amparos que un juez federal otorgó a los integrantes de la agrupación para evitar modificaciones.

“Nuestra institución lamenta profundamente esta situación, pues crea un momento de incertidumbre para nuestra institución y nuestros estudiantes”, manifestó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.