Oposición podría ahogarse en comicios; con un país polarizado, se acabó el tripartidismo: Ugalde

Ante un Presidente que políticamente ha orillado al país a partirse en dos, PAN, PRI y PRD se unen para sobrevivir

“La formación de dos grandes coaliciones electorales responde a la coyuntura política de un país polarizado, de un Presidente muy poderoso y personalista, y de la necesidad de la oposición de empezar a caminar, porque 2018 fue un tsunami de tal potencia que los dejó en el piso y, si no cruzan el río en 2021, sus partidos se van a quedar en el río, ahogados”.

Así responde Luis Carlos Ugalde, expresidente del IFE, a la pregunta de si se acabó el México en el que la competencia en las urnas era entre tres ofertas partidistas.

“El sistema tripartidista de la transición mexicana a la democracia está terminado”, sostiene el director de Integralia Consultores.

Aclara que la pluralidad de la sociedad mexicana trasciende la posibilidad de un país bipartidista. Lo que sucede ahora es que el aglutinamiento en una alianza de fuerzas que antes competían –PAN, PRI y PRD– “es una táctica de sobrevivencia pura”.

Explica que también se da el hecho de que “López Obrador, políticamente hablando, sí está orillando al país a partirse en dos”.

Recuerda que en 2020 Integralia planteó que los partidos podrían evolucionar hacia “un sistema de 2.5 partidos, donde hay dos jugadores principales, Morena y el PAN, con varios partidos metros abajo que forman un tercer paquete, porque ya no vamos a tener un sistema tripartidista como antes de 2018”.

Sostiene que la reconfiguración se dará hasta después de 2024, cuando podrá confirmarse el alcance de Morena que, a su juicio, “no tiene ni siquiera garantizada la existencia de mediano plazo, porque es un movimiento que no se ha convertido en partido político real”.

Doctor en Ciencia Política por la Universidad de Columbia y académico del ITAM, CIDE y Tecnológico de Monterrey, así como profesor e investigador invitado en Harvard y Georgetown, Ugalde sustenta su pronóstico en el hecho de que ahora no se sabe a quién se va a heredar la fuerza política del presidente López Obrador.

“Es un líder carismático, personalista y eso no construye instituciones”, alerta.

Mientras llegamos a 2025, ¿pueden convertirse en una coalición opositora PAN, PRI y PRD o solamente son compañeros de viaje para cruzar ese río que señala?, preguntamos.

“Es un viaje de una noche, que puede repetirse en 2024 si les va bien en 2021, porque el sistema va a empujar a que haya dos grandes candidatos a la Presidencia de la República”, pronostica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *