En La Merced impera el comercio informal, así se arremolina la gente

En esa zona del Centro Histórico de la Ciudad de México la norma no llega, ahí no hay medida sanitaria que valga

En la semana de naranja al límite de la Ciudad de México entraron nuevas medidas para restringir la movilidad y concentración de visitantes en el Centro Histórico, sin embargo, estas les importaron poco a los miles de compradores y comerciantes informales.

Cientos de policías y trabajadores del Gobierno de la CDMX trataron de ordenar lo imposible. Mientras calles como Madero tienen restricciones de circulación y se ordenan los cruces peatonales, en las calles del oriente de Palacio Nacional como Corregidora o Correo Mayor se concentran los compradores y ahí impera la ley del comercio informal.

Ahí no hay medida sanitaria que valga, ni autoridad con intenciones de hacerla cumplir.

Es la misma zona, las mismas calles con comerciantes establecidos con actividades no esenciales a quienes se les obliga a cumplir las normas, es decir deben cerrar a las 5 pm.

Pero la misma norma no alcanza para los comerciantes ambulantes instalados del otro lado de Eje 1 Norte, es decir, del lado de La Merced. Ahí la vendimia repunta al anochecer como si fuera una romería.

Con el nivel de contagios de covid-19 atravesar las calles del Centro Histórico se ha convertido en una Ruleta Rusa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.